No se llamen a engaño porque, ni con las mejores evidencias del mundo, me temo que la realidad es que se pueden tardar siglos. Recientemente disfruté de la película Lincoln en donde un presidente empeñado en la igualdad de derechos luchó varios años para que la abolición de la esclavitud fuera un hecho. ¿Pero son capaces de imaginar cuántos años estuvo la esclavitud permitida en Estados Unidos? Hoy se puede pensar con arrogancia una expresión… ¡eran otros tiempos!, pero la reflexión es bien clara, ¿se imaginan viviendo en esa época y con tanta gente xenófoba por el color de la piel?

Y si un país como los Estados Unidos tardó tanto en derribar una cosa tan evidente, ¿cuánto tardarán otros? ¿Cuándo se dejará de perseguir a los gays? ¿Cuándo se limitará el uso de armas en algunos países? ¿Cuándo la transparencia en los gobiernos será una norma y no una propaganda electoral? ¿Cuándo existirá la libertad de expresión y no será necesario que algunos países censuren Internet? ¿Cuándo dejarán de tener valor los pasaportes y podremos a vivir como auténticos ciudadanos del mundo? ¿Cuándo tendremos todos derechos a un trabajo digno y una sanidad de calidad?

¿Siglos? ¿Quizás décadas? ¿Quizás está a la vuelta de la esquina? Para serles franco espero que en poquísimo tiempo, porque intuyo que la Aplicación de la Verdad está al llegar, y entonces veremos como resurgen auténticos líderes más interesados en el bienestar social que en beneficio de unos pocos.

 

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This