La verdad, es que si no fueran tan patanes, tan torpes, y tan incongruentes… ¡no me habrían dado tantas enseñanzas! ¡A todos mis enemigos (que no son tantos como se piensan) les doy las gracias! ¡AGREDECIDO QUE LES ESTOY! Eso sí, que no piensen que me hacen daño, o que me hacen sentir mal, o que me molestan sus tonterías… ¡todo lo contario! Me hacen fuerte, y cada vez estoy más seguro que la congruencia es el éxito para tener una vida sana y duradera.

Desde hace unos años elegí decir verdades, aunque dolieran. Si uno es ya famoso y dice verdades, se le escucha. Cuando uno no es famoso y dice las verdades desde el primer momento, tiene un montón de cucarachas humanas que le atacan como puros vampiros emocionales. Son divertidos. Pero si algo estoy aprendiendo, es que la congruencia tiene sus resultados. Al final, siempre pasa algo que me permite continuar en este camino que he elegido.

Mi camino es hacer feliz a la gente, al menos acallar a los quejicas que no hacen nada por mejorar en su vida. Ni pastillas, ni consejitos, ni boludeces sin sentido. Cada uno tiene que dar los pasos necesarios para ser feliz. ¡Somos adultos! ¿O es que hay algún bebé en la sala? Si hay algún bebe (tanto físicamente como emocionalmente) que se ponga los pañales… ¡se van a cagar cuando se vean sin argumentos! La incompetencia… ¡tiene los días contados!

Ahora viene lo bueno… ¿se da por aludido? Póngase el pañal… ¡lo necesitará!

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This