Ya saben que hace pocos días el maravilloso FBI cerró este servicio de descargas en Internet. Francamente me costaba dormir, porque pensaba que los pobres autores no teníamos la suficiente protección, y la creatividad se iba a ir poco a poco destruyendo. Ahora duermo de lujo, pues ya he comprendido que el mayor de nuestros males se ha terminado.

Me han convencido de que los televisores van a poder detectar sin problemas si la película que disfruto tiene pagados los derechos de autor. He comprendido que los nuevos ordenadores van a tener incluido un nuevo chip que detectará en el disco duro cuando está almacenado un fichero que no tenga pagados los derechos de autor. He comprendido que el proveedor de Internet, configurará cables inteligentes que sólo transferirán la información que esté con los derechos de autor a la orden. Incluso todas las operaciones bancarias que realice en Internet, se harán con bancos o sistemas financieros que no darán cabida a ningún cliente que se salte el pago de los derechos de autor.

Ahora bien, ¿me están llamando tonto a la cara o sólo pretenden que les sonría? Estos señores van de mal en peor, porque todos sabemos que MegaUpload mañana se llamara RapiLoad, FicheroMaxiLoad, o MeDownloadLoQueQuiero. Al margen de si está bien o no la piratería, que la veo necesaria cuando el mercado no ofrece soluciones coherentes a los clientes, este episodio me ha dejado dos peculiaridades:

  • En el FBI son lentos o torpes, no sé. Ahora presentan al fundador de Megaupload como un ricachón con lujosos coches y una casa de ensueño. Entiendo que no dieran con Bin Laden, pero este señor no vivía en una cabaña perdida en el monte. Si tan evidente era lo que hacía Megaupload, ¿por qué han tardado tanto en culpar a Kim Dotcom? No sé, en las películas son lo más eficientes del mundo. Curioso.
  • Van sólo a por lo que les apetece. Sería más productivo que cerraran algunos paraísos fiscales, donde están llegando millones y millones de euros de los ladrones de guante blanco. Vamos, puestos a cerrar servidores de Internet que contienen ficheros sin derecho de autor, ¿por qué no cerrar los bancos que contienen el dinero negro?

Es sólo miedo lo que intentan meter en el cuerpo. La verdad es que francamente deberían cerrar también Google, Facebook, Wikipedia, las Universidades, las bibliotecas, cualquier sitio donde uno pueda formarse y comenzar a pensar. Porque o bien me sobra educación, o bien creo que está todo más trampeado que trampeado. Veremos lo que dura…

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This