Acostumbro a escuchar a mi entorno, y hoy lo hacía en el desayuno. Muchos jóvenes de la Universidad acostumbran a desayunar en Bannaby, donde he tenido el placer de hablar muchas veces de la felicidad. El caso es que compruebo que hablan de los mismos problemas que hablaba en mi juventud años atrás: “me puso que no le gustó nada lo que le dije”, “llevaba un pedo de colores” (resaca, cruda), “me alegro de no haberte dicho nada”, “mucho ánimo con tu estudio y cuida a tus abuelos y tu familia”, “¿has visto el nuevo profesor?”, “¿qué sabes de ese amigo tuyo?, dice que vamos a quedar un día”, “a mi eso me partiría el corazón”, “¡el viernes vamos!”… (frases textuales).

Todo normal, con la única diferencia de que en mis tiempos no existían los teléfonos móviles, y ahora los agarran de forma adicta y se comunican con varias personas a la vez. Pero todo sea dicho, con una capacidad asombrosa que les permite tener varios canales de comunicación abiertos sin problema.

¿Y cuál es la reflexión? ¡Qué no viven amargados! ¡Qué hablan de cosas que no son la crisis! ¡Qué su tema de conversación no es la atraco de los políticos! Bueno, entiendo que sí prestan atención a todo eso, pero no es el tema de conversación central y recurrente, como sí ocurre con la mayoría de las personas que me cruzo por la calle (porteros, barrenderos, tenderos, etc…).

Me alegra saber que sus problemas son de lo más normales del mundo, y que crecen sin la toxicidad que ofrece la televisión todo el santo día. Cuando salgan al mercado de trabajo quizás ya cambie el cuento, y ya les pregunté para comprobar que desconocen la tasa de desempleo juvenil. Normal, recuerdo que la crisis del 92 a me pilló estudiando, y si les soy franco, ni me enteré. Si comprueban este video de la Generación Perdida verán que cada vez son más creativos… ¡ánimo!

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This