En mi infancia hice alguna locura, ¿y quién no me dirás? Recuerdo un amigo que un día escaló al balcón de un ayuntamiento, se hizo con la bandera y la quemó al bajarla al suelo. Por aquellos entonces tendría 14 ó 15 años, sin mucha idea de lo que hacía, y con el resultado que después a los padres les tocara pagar el desperfecto y pasar una vergüenza horrorosa. Coincidencias de la vida, ayer fue su cumpleaños, tiene una familia maravillosa, y no parece que esa travesura de pequeño le haya convertido en un rebelde sin causa.

Hoy en día la juventud sigue haciendo travesuras, igual que siempre. Es normal, por muy conversadores que quieran ser algunos padres. El otro día por ejemplo, como se informa en “Una niña de 14 años, detenida por una falsa amenaza de bomba en Twitter“ pasó el tipo de cosas que llevan ocurriendo toda la vida. Retomo un fragmento de la noticia:

“Hola, me llamo Ibrahim y soy de Afganistán. Soy parte de Al Qaeda y el 1 de junio haré algo realmente grande, adiós”, escribió en Twitter una adolescente llamada Sara, que lleva una cuenta de fans (@Queendemetriax_) de la artista pop Demi Lovato. American Airlines no tardó en responder: “Sara, nos tomamos estas amenazas muy en serio. Tu dirección IP y detalles serán enviados a seguridad y al FBI”.

Una gamberrada equivalente a lo que hizo mi amigo pero, desde mi punto de vista, mucho más simplona porque la pudo hacer sin moverse de casa. Pero la repercusión no ha sido que los padres hayan pasado vergüenza… ¡han querido mandar al FBI a casa de la niña!, pese a que como se comprueba en la noticia, la niña pide perdón y retira el Tweet claramente. Vamos, que era una simple gamberrada.

emociones coaching
Con este ejemplo mi llamada de atención no va a los padres, que queramos o no, siempre vamos a sufrir las gamberradas. En este caso viene a la ignorancia de alguna empresas en gestión de redes sociales… ¡que no dispone de una sencilla política de comunicación!, en donde se sabe que cuando alguien amenaza o insulta, se debe responder con total normalidad, y no respondiendo con otra amenaza.

El community manager de American Airlines debería ser despedido inmediatamente porque es adulto y ha demostrado que no tiene ningún sentido del humor. Me podrás decir que con esas cosas no se juegan… bueno, a quemar una bandera tampoco, estoy de acuerdo… ¿pero quién no ha cometido un error en la infancia? Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra.

Medita sobre tu infancia un momento, y después pasa a la siguiente página…

(continúa en la siguiente página)

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un experto en felicidad y pionero crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora Tecnología de la Felicidad (miGPSVital y miGPSProfesional), basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal, decenas de artículos. Conferenciasta internacional que no deja indiferente.

Pin It on Pinterest

Share This