Otra creencia que nos contaban de pequeños. ¡Vaya tontería! El pueblo tiene tal nivel de individualismo que unirlo se me antoja de película de ciencia ficción. Hace no muchos años llegaron las fantásticas siglas de la RSC (Responsabilidad Social Coorporativa). Las estudié con cariño en el máster de Esade, e incluso preparé todo un plan para el proyecto que presenté, y que marcaría el primer plan solidario en un local de hostelería. Me entusiasmó la idea.

Ahora bien, al analizar con perspectiva estos últimos años, veo que los avances son más de cara a la galería que a la base de la RSC. No estoy diciendo con esto que no estén existiendo empresas con claros avances en RSC, lo que pretendo decir es que si seguimos a este ritmo de implantación, la esencia de la RSC será una realidad probablemente para el siglo XXV ó XXVI.

En la mayoría de los países preocupa la crisis económica en la que andamos inmersos. Les están subiendo los impuestos a los ciudadanos y el nivel de pobreza está aumentando. Ahora bien, cuando observo la realidad de algunas empresas (ver aquí El País):

Las sucursales españolas de siete gigantes tecnológicas (Yahoo, Apple, Google, Facebook, Microsoft, Ebay y Amazon) pagaron 25 millones de impuestos sobre su beneficio en los tres últimos años a pesar de que generaron en España negocios por miles de millones de euros por la venta de sus productos y servicios”, es decir, con su ingeniería financiera no pagaron casi ni un euro a las arcas estatales.

¿Son todas? No, como indican “No obstante, otras grandes compañías tecnológicas con sede en España, como IBM, no las practican. La firma establecida en Madrid en 1941 pagó el año pasado más de 30 millones de euros, más que el resto de las multinacionales analizadas juntas en tres años.

Es decir, ¿por qué no existe un pacto político en Europa para evitar ingeniería financiera que al final acaba llevando los impuestos a un paraíso fiscal? ¿Por qué si algunas empresas siguen abusando de esta ingeniería financiera que vacía las arcas del estado, no cesan los consumidores de comprar sus productos? Es más, ¿por qué el Gobierno de España compra iPads a una empresa que evita pagar impuestos? Ya sé, todo legal, pero… ¿ético? No, empresas carroñeras que abusan de una situación política inaceptable a largo plazo.

Puede parecer absurdo el comentario, pero cuando se mencionan a algunos dictadores se habla de opresión y falta de democracia. ¿En qué se diferencia de lo que tenemos en muchos países? A ver si el pueblo se une… ¡porque nos están venciendo!

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This