Francamente el título está puesto con segundas intenciones, porque aún no he sido capaz de comprobar si es más productivo un país que tiene una monarquía que otro que no. Un artículo de obligada lectura es “¿Dónde están y cómo funcionan las principales monarquías del mundo?” de El Confidencial, donde destaco esta frase:

La monarquía como forma de Gobierno sigue vigente sólo en una minoría de países de los cinco continentes, pero en muchos casos goza de un amplísimo apoyo popular. En otros, como el español, los escándalos han contribuido a que ya no sea tan apreciada.

Personalmente me he criado toda la vida con la monarquía del Rey Juan Carlos I, que me ha parecido un embajador estupendo, pues en España se encuentra que la izquierda y la derecha se están todo el día pegando, aunque ahora han encontrado más divertido pegar en conjunto al partido político de Podemos que se los está comiendo día a día. Y sí, cuando el principal presidente era insultado por la oposición y viceversa, allí iba el Rey con una posición neutral a sacar las castañas del fuego.

Por supuesto que el Rey Juan Carlos I ha cometido errores sonados, como el que comenté en el blog de irse a cazar elefantes, pero demostró una humildad extrema al pedir perdón, ¿o es que nadie se ha equivocado alguna vez? En general se puede prestar atención a las cosas malas o a las buenas, y en este caso creo que la balanza se declina claramente hacia las cosas buenas.

Ahora llega el nuevo rey, Felipe VI, y volvemos a los números romanos (para mí será siempre Felipe y ya está). Un nuevo rey con una formación ejemplar, que no es ningún tonto, y que se ha casado con una mujer “del pueblo” que personalmente siempre me ha parecido una mujer coherente. Ahora bien, ¿está España para seguir en una monarquía? ¿Se debe continuar con el modelo monárquico en cualquier país? ¿Deben los ciudadanos elegir si continúa el rey?

Siendo honesto no tengo una respuesta bien definida. Porque a mí me gustaría saber qué hace la ONU que no arregla casi ningún problema del planeta. ¿Por qué no puedo decidir en las personas que se ponen en la ONU? También me gustaría cambiar a los FMI porque me parece que no han sido elegidos por votación democrática. Y ya puestos, también me gustaría que existiera un referéndum para decidir si hacemos de la isla Ibiza un país independiente y que sea el Patrimonio de la Humanidad en el ocio.

No sé, demasiadas cosas por decidir, y me parece que al final existe una realidad fundamental: todos somos humanos, todos viajamos de un sitio para otro cuando nos subimos a un avión, y hay gente de todas las nacionalidades juntada con gente de otras nacionalidades. El problema es que seguimos gestionados por modelos inventados milenios atrás que al final se chocan con el sistema que gobierna en la actualidad, el capitalismo.

Sea como sea, gran fortuna al nuevo rey de España, que tiene mucho trabajo por delante, empezando por barrer la propia casa de manchas como la que le ha dejado su cuñado Iñaki Urdangarin.

 

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un experto en felicidad y pionero crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora Tecnología de la Felicidad (miGPSVital y miGPSProfesional), basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal, decenas de artículos. Conferenciasta internacional que no deja indiferente.

Pin It on Pinterest

Share This