– Repite conmigo: “Hoy me voy a portar bien”, “hoy me voy a portar bien”, “hoy me voy a portar bien”.

– Que sí, señorita, “que hoy me voy a portar bien”. No lo olvido.

– Y ahora repite conmigo: “Mentir a las personas está mal”, “mentir a las personas está mal”, “mentir a las personas está mal”.

– Que sí señorita, que verá que hoy no miento a nadie. No lo olvido.

– Y ahora repite conmigo: “No hablaré mal de mis compañeros por pura envidia”, “no hablaré mal de mis compañeros por pura envidia”, “no hablaré mal de mis compañeros por pura envidia”.

-Esto me cuesta más señorita, pero hoy no hablaré mal de mis compañeros por pura envidia. Lo intento.

– Muy bien, ahora repite esto todos los días al despertar, o serás un mal ejemplo para la sociedad, y además, dejarás a tus padres avergonzados.

– Que sí señorita, ¡qué voy a ser bueno!

No lo olvides, y que no te tenga que castigar como a los niños malos.

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This