Es muy importante detectar tu actitud desde el primer momento. Tras escuchar el despertador viene la pregunta más importante del día, ¿hoy cómo te has despertado?

¿Algo disgustado? (pulsa para leerla)

Sin problema, vuelve a dormir un rato y termina la pesadilla que tuviste en la que no parabas de moverte sin parar.

¿O de buen humor? (pulsa para leerla)

¿Verdad que sí? Pues ahora no pierdas la sonrisa, saluda a todo el mundo que veas, y le des deseas un maravilloso día. Si te preguntan ¿qué te pasa?, les puedes responder algo como, “entiendo tu pregunta, ¿tú no hiciste el ejercicio al despertar?”, con una dulce sonrisa.

ADVERTENCIA: Las autoridades sanitarias advierten que practicar este ejercicio beneficia la salud.

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT



Pin It on Pinterest

Share This