Hace diez días comenzó el Congreso Europeo de Coaching ICF en Madrid, en el que, tras muchos impedimentos por parte de los organizadores, tuve oportunidad de participar como tallerista. Compartí cartel con algunos conferencistas que ya conocía de anteriores ocasiones, y otros que tenía mucho interés por conocer. Hoy parece que cualquier puede hacerse conferencista, por el simple hecho de haber presidido una compañía, ser ministro de un lejano país, o haber escrito un best-seller.

 

Llevo veinte años trabajando y aprendiendo en el mundo de la comunicación, y tras haber juntado experiencias de maquetación, diseño gráfico, comercial, escritor, formador, y mismamente conferencista, pude elaborar una metodología que todos los años imparto en varios cursos de una conocida escuela de negocios. Me temo que hay mucha gente que continúa en la confusión de que un buen rollito de una hora es suficiente para irse a casa contentos, y en parte comparto la idea. Pero sólo cuando hayan visto a algunos conferencistas de la talla de Jorge Valdano o Anthony Robbins, entenderán que el arte de ser conferencista requiere de muchas habilidades.

Desde mi punto de vista, y habiendo auditado a varios cientos de alumnos, son tres los pilares que analizo cuando observo a un ponente:

  • El primer vector lo constituye el material que lo acompaña, normalmente presentaciones en Power Point o videos interactivos. Aquí encontramos desde el que simplemente ignora cualquier posibilidad y piensa que leyendo desde la palestra va a conseguir el impacto deseado, hasta el que es capaz de incluirse en videos dinámicos que se generan en la propia conferencia. También incluyo en este vector los materiales entregados que desde luego, pueden ayudar a mejorar la composición gráfica de la ponencia o presentación.
  • El segundo vector lo constituye el contenido, y es que no basta con indicar los pasos que hayan llevado a conseguir el premio Nobel, además hay que tener una estructura a la hora de contarlo, atar todas las ideas con ejemplos que lleguen a la audiencia y saber aportar una conclusiones que dejen los mensajes claros y definidos. En otras palabras, toda la audiencia tiene que entenderte.
  • El tercer vector lo constituye el orador, en donde se puede encontrar desde la persona aburrida con la mano en el bolsillo, hablando en formato mono-volumen y presentando desde una esquina, hasta un estupendo orador que involucra a la audiencia, se mueve por el auditorio como si fuera su propia casa, y es capaz de enamorar con su discurso aunque hable de una materia complicada.

Es importante no descuidar ningún vector, ya que de lo contrario, no se consigue la excelencia en el ámbito de conferencista. Repito, es importantísimo cuidar los tres vectores. Siempre me encuentro alumnos testarudos que piensan que no hacen falta materiales visuales para ser un conferenciante espectacular. El que piense que no necesita una PowerPoint (o parecidos) porque su discurso está por encima de eso, simplemente está diciendo que se está limitando en comunicar a la perfección. Sencillo, se auto limita. En esos casos, prefiero dejar las referencias del TED (Technology, Entertainment, Design, una organización sin ánimo de lucro dedicada a las “ideas que vale la pena difundir), para que las estudien y comiencen a deslumbrar nuevos caminos.

Detallado este marco de partida, podemos analizar los conferencistas del pasado Congreso Europeo de Madrid ICF 2011. Desgraciadamente la propia ICF (incluso la internacional) no parece ser muy cautivadora en sus planteamientos, e insta a los talleristas a no utilizar Power Points (“All sessions are to be highly experiential and engaging, therefore use of PowerPoint presentations is highly discouraged”)… ¡glup!, vamos en contra de uno de los vectores fundamentales.

Pero en España, y partiendo de un título muy motivador, re-inventándose, parecía incitarse a romper moldes desde el primer minuto, y desde ese ángulo comencé la pasión por el participar en el congreso. Primero desde la semilla que se plantó con el presidente de ICF Francia donde pude detallar todas las ideas bases que utilizó para desarrollar su congreso. Después como componente del equipo de comunicación, encargado de hacer difundir el congreso a todas las personas. También como tallerista, en donde un comité europeo aprobó mi presentación de “Cómo conseguir la felicidad con herramientas de coaching”, basada en la Metodología Autocoaching (que se puede comprobar aquí). Y por último, también tuve oportunidad de que me acompañara el equipo de mi propia empresa con un stand en este caso con miGPSVital® (uno de las herramientas estrellas de Autocoaching).

Pero… (continuará)

 

MUY IMPORTANTE: Leer también – Disculpa personal a petición de la presidenta de ICF Mundial.

 

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This