¡Pero cómo que no! ¿Qué en tu país todavía no es legal consumir drogas? ¿Qué todavía no puedes consumir alcohol? ¿Qué todavía no puedes consumir tabaco? ¿Qué todavía no consumes marihuana con fines medicinales? También acabarás consumiendo cocaína, y después saldrás a asesinar, y después podrás bombas, y seguro que acabas siendo el más mal del mundo. No lo digo yo, lo dice el clamor popular.

En Uruguay está siendo un experimento muy comentado en todo el mundo: la liberación de toda la producción y consumo de la marihuana. Curiosamente ya viví en un país, Holanda, donde es legar consumir (que no producir), y en los tiempos en los que estaba se comprobaba que los mayores consumidores eran los extranjeros que iban de visita, porque todos los jóvenes estaban bien formados y entendían el poco beneficio del consumo. Es más, estos eran los que menos consumo tenían de marihuana de media en toda Europa. ¡Vamos que era legal y eso no incitaba al consumo!

Lo que tengo claro es que el prohibir y prohibir no ha dado resultados en decenas de años, y va siendo hora de probar otros métodos, como ha impulsado Mujica aquí en Uruguay. Estoy aburrido de tanta persecución y que se haya generado un mercado negro que es una auténtica potencia económica así como evitar educar correctamente para mostrar de verdad los problemas de un consumo incontrolado. Alguno me puede llamar lo que quiera, pero es peor el que se emborracha todas las semanas casi a caer muerto que el que no bebe nada y se lía algún porro de marihuana ocasionalmente.

Pero claro, la percepción es que en muchos países la marihuana lleva al éxtasis o drogas de diseño. Y el éxtasis lleva a la cocaína. Y la cocaína a otras drogas más químicas y caras. Y de ahí a la muerte. Bueno, es tanto como decir que el niño pequeño que roba una golosina en un supermercado, después robará libros en las tiendas. Después de robar libros robará ropa. Después de la ropa atracará un comercio. Después de atracar un comercio asaltará un banco. Después de asaltar un banco se hará político corrupto. Y cuando ya sea un buen político corrupto llegará al nivel de Berlusconi o Pujol. Si claro, la relación es obvia.

Ayer leí en El País la noticia “Líderes internacionales piden la despenalización de las drogas” y me alegró comprobar que hay personas trabajando en esa línea. Quizás dentro de unos años todo el mundo tenga consciencia del mal que hacen las drogas (y creo que la química todavía tiene mucho que fabricar), y que su consumo debe ser en momentos aislados muy ocasionales (o que no existan). Pero eso de criticar por criticar y tener luego la doble moral de consumir y consumir… creo que tiene los días contados.

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un experto en felicidad y pionero crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora Tecnología de la Felicidad (miGPSVital y miGPSProfesional), basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal, decenas de artículos. Conferenciasta internacional que no deja indiferente.

Pin It on Pinterest

Share This