Es una habilidad que descubre a los peores líderes. Son los que amenazan con hacer algo, pero después pasa el tiempo, y no sólo no lo hacen, sino que olvidan por completo el asunto. En esos momentos se comprende que tenían algo que ocultar, porque de otra forma la amenaza sobraba. Al final todo el mundo dirá… “no sabe más que amenazar”, “perro ladrador, poco mordedor”, o incluso “no le creas nada, se le va la fuerza por la boca”.

He encontrado varios casos en mi vida, como por ejemplo el de un presidente de la asociación ICF, el señor Damián Goldvarg (en la foto), que me amenazaba con un “le estoy mandando tu carta al abogado internacional de la ICF para que evalué como responderte y escucharas una respuesta de él”.  Después de más de cuatro meses no tengo claro si es que no tiene abogados o, como supongo, que usa la amenaza para intentar abusar de su poder. Es curioso porque me encontré unas palabras en una entrevista del señor Damián Goldvarg en las que decía “Ser coach no necesariamente es ser líder”, en lo cual estoy de acuerdo. Pero lo que se debe aceptar es que ser presidente de algo, sí obliga a ser un buen líder en todo momento, cosa que me temo que desconocen muchos líderes.

Un ejemplo mucho más reciente es el actual Presidente del Gobierno Español (al que no menciono porque recuerdo más el nombre de su ex tesorero Bárcena que el del mismo). Están de mierda hasta el cuello (perdón por la expresión, pero es lo más real que se me ocurre), porque el que era su financiero durante muchos años (y que se supone ha manejado todas las tripas) ahora lo tienen enfrentado. Están jugando a una confrontación verbal de pura guardería infantil. Pero en el momento en el que el Presidente indicó hace un mes que comenzarían acciones judiciales… y ¡todavía no ha hecho nada!… es que lo siento mucho, pierde toda credibilidad. Así como con el señor Damián Goldvarg me cabe la opción de que no tengan abogados, en el caso del Presidente de España no me cabe esa opción.

Como una vez aprendí de uno de mis mentores, si vas a amenazar, evita hacerte el bravo y se coherente si tienes que llegar a las últimas consecuencias. Los falsos líderes, aquellos que amenazan desde el poder jerárquico pero adolecen del poder carismático o experto, no ofrecen credibilidad alguna…

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This