Hay veces que hay que soñar. Y hay veces que hay que aprender a olvidar. Muchas veces nos dejamos acompañar de personas tóxicas que nos ahorcan en nuestra vida poco a poco… y presos de ese triste canibalismo, ponemos el punto muerto y nos dejamos llevar por la inercia.

Aunque diga lo que quieras, aunque haga lo que quieras, aunque mimetice todo lo que te gusta, no volverá a ser como antes. Una vez que cumpliste la conquista, el resto te daba igual, y me mantuviste como mera presa de tu extenso ganado. Triste, pero sabrás que se va a acabar porque desde hoy es mejor poner punto y aparte.

No me costará olvidarte, por mucho que pienses lo contrario.

 

Curiosas palabras inspiradas por la bella canción de las estupendas Equiz, que además nos comparten su súper tema que puedes descargarte gratuitamente (ver aquí). Otro ejemplo que me hace pensar eso de que querer (muchas veces) es poder.

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT



Pin It on Pinterest

Share This