Consejos para que un coach comunique bien

Consejos para que un coach comunique bien

Son dos de las cuestiones de las que más me gusta compartir en este blog: comunicación y coaching. Parece que cuando una persona recibe formación en coaching olvida algunos aspectos básicos de la comunicación y por eso quería compartir estas reflexiones, de puro sentido común. Como ya comenté en las fases por las que pasa un coach, detecto muchos coaches que se estancan en la fase evangelizadora y se empeñan en mostrar al mundo las bondades de su nueva destreza. Para ser un coach de verdad, hay que tener presente en comunicación ciertos aspectos:

  • La comunicación en una sesión de coaching no es igual que en nuestra vida diaria. En el coaching se realiza principalmente la escucha, y con algunas habilidades adicionales (se debe reformular, indagar, motivar, reconocer, etc). Siempre sin entrar a juzgar libremente para no caer en otras técnicas como la consultoría. Pero fuera de la sesión de coaching, no se comunica igual, o pensarán que no tienes opinión. Recordemos eso de soy coach cuando hago coaching o Coaching, sí gracias, pero NO las 24h.
  • La tontería del todo vale
    No todo es válido
    . En una sesión de coaching se debe ayudar al cliente a ver distintos puntos de vista y que elija el que más convenga con sus objetivos. Fuera de la sesión de coaching, se debe tener criterio para decir qué cosas están mal y cuáles están bien. La tontería del “todo vale”, no equivale a respeto, equivale a falta de criterio. ¿O es que vamos a aceptar el terrorismo porque es una perspectiva de la persona con la que converso? ¿O tengo que aceptar que mi hijo se quiera lanzar de la cuna? No, en algunos casos toca educar, en otros aportar críticas, etc…
  • No todas las personas necesitan coaching. Por más que los coaches necesiten clientes, no hay que buscar problemas existenciales en las personas que comunican. Si alguien expresa algo, se analiza lo que está comunicando, y se evitan preguntas del estilo, ¿qué te lleva a expresar esa idea?, ¿qué valor estás respetando en esta comunicación?, ¿qué emoción te lleva a compartir este comentario?, ¿cómo serías en la vida si llegara este mensaje?, …
  • Comunicar con forma, pero sin ser memo. Igual que se busca la empatía (“rapport”) en las sesiones de coaching se debe buscar la mejor forma de comunicarse. En el coaching se busca la empatía, en nuestra vida nuestra comunicación debe estar más alineada al liderazgo. Por ejemplo si alguien te habla gritando y no responde nunca con tranquilidad, ¿qué tiene de malo responderle en voz alta diciéndole que no grite?
  • Comunicar con fondo. ¿Le pides a tu cliente que exprese y detalle correctamente sus objetivos? Si quieres ser congruente, lo mínimo que debes realizar, es una comunicación correcta y argumentada de todo lo que estás diciendo. Un coach es consciente del impacto del lenguaje y debe evitar expresarse generando afirmaciones contundentes. Los “siempre”, “nunca”, “de forma objetiva”, “sin lugar a dudas”, etc., deben sólo indicarse con existe una certeza absoluta de lo que se dice. Hay multitud de ejemplos en Primera regla del libro negro del coach: para decir tonterías, mejor guardar silencio.
  • Poder - Pedro Amador
    Responde al mismo nivel de generalidad (o granularidad) que te están expresando.
    Por ejemplo si alguien argumenta las manipulaciones exageradas del antiguo presidente de Italia, Berlusconi (y no le generaliza en presidentes italianos), no queda bien que respondas algo como “ya saben que los italianos son honestos”, porque te han pedido la opinión de una persona no la de una población.
  • No mezclar las formas con el fondo. Si te comunican un mensaje y te molesta el fondo del mismo, evita hablar de las formas y responde con argumentos de fondo. Igualmente si te molestan las formas, critica las formas del mensaje y evita entrar a analizar el fondo del mismo. Por ejemplo, si alguien te menciona, ¿has visto qué bien le sienta ser padre a tu amigo?, es bueno responder sobre la paternidad, y evitar caer en lecturas cómo, ¿a qué estás observando cuando ves a tu amigo?, porque es un síntoma de que te llevas el trabajo a casa.

 

Estas son algunas ideas que me han surgido al comprobar la mala comunicación de algunos políticos del mundo, o el ejemplo que me mostraron desde la asociación más grande de coaches, que tuvieron incluso la arrogancia dar lecciones de ética mandando un escrito prohibiendo un artículo básico de la Declaración de los Derechos Humanos. Si vas a ser coach, no olvides que el coaching es una técnica, y lo último que debes hacer es pensar que es la única.

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT

Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

  • Andrea Boschiero

    Pedro, muy bueno el artículo! Me ha tocado ver todo tipo de coach desde el “juez” hasta aquellos que generan situaciones límites y luego no saben como manejarlas.

    Sin duda es una técnica de trabajo que admite muchas variables, pero no es para cualquiera. Qué es lo que está bien, o lo que está mal en una empresa? Si pensáramos un momento en que por algo el empresario es empresario, y profesionales como nosotros nos hemos dedicado a otra cosa, caeríamos en la conclusión de que posiblemente el empresario tome decisiones mejores o peores, pero la conjunción de ambas lo ponen en el lugar en que está, seguramente tenga cosas para mejorar u otros caminos para visualizar, y creo que debería ser esa la premisa a la hora de hacer aportes: qué y cómo aporto como profesional para facilitar esas mejoras, ya sea desde el rol del coach o del consultor. Felicitaciones nuevamente.

    • http://www.pedroamador.com/ Pedro Amador

      Andrea muchas gracias por tu comentario.Totalmente de acuerdo en que el coaching no es para cualquiera, y se observa el gran oportunismo que se tiene hoy en día… ¡que cualquier dice ser coach!

      Muy agradecido si compartes el bog con tus amistades. Saludos.

Pin It on Pinterest

Share This