Los abogados empiezan cualquier argumentación alegando al comienzo los “antecedentes de hechos”, y apoyándolos después en los “fundamentos de derecho”. Me encanta esta estructura, así que para analizar el movimiento del 15-O de ayer, sería buen empezar explicando los antecedentes de hecho:

  1. El sistema económico financiero no ha sabido predecir y gestionar una crisis que ha llevado a quebrar a multitud de organizaciones, bancos, e incluso a países enteros.
  2. Esta crisis económica financiera está afectado con distintos recortes a otros derechos sociales como la sanidad, la educación, e incluso las pensiones.
  3. Un conjunto de personas, llamados indignados, y en un movimiento que podemos entender que comienza el 15-M (de 2011) se están movilizando para presentar estos hechos y buscar soluciones al problema.
  4. Ayer, 15-O, miles de estos indignados, se manifestaron en más de 80 países, de forma pacífica, con amplio seguimiento en grandes capitales de Europa y otras ciudades como Nueva York.

Es importante no dudar de estos “antecedentes de hechos”, ya que de otra forma nos dispersamos del sentido común, y caemos en diálogos sin sentido. Pero a partir de estos hechos, lo que más me sorprende es como se puede llegar a conclusiones diametralmente opuestas, con sólo cambiar los puntos a los que se atiende. Es una cuestión conocida tras pasar por cualquier curso de PNL, en la que se abre los ojos a entender el funcionamiento de cualquier observador: un elemento crítico que analiza los datos, procesa la información y obtiene unas conclusiones.

Es importante recordar que hay personas que están ganando mucho dinero con esta quiebra del sistema. También es de sentido común. Así que para los antecedentes de hechos apuntados anteriormente, se puede incluir este nuevo dato, algo sospechoso, pero real:

  • No más de cien personas violentas que contaron con cascos, capuchas, máscaras antigás y botellas con gasolina realizaron un sinfín de disturbios, como incendiar una furgoneta de la Policía, o realizar una campaña campal en Roma.

Ahora es cuando se aplica el sentido común. Repito, el sentido común, y se debe comprender si prestamos atención a no más de 100 personas (a mi juicio seguramente preocupadas por su propia causa, o simplemente contratadas para el hecho), o los miles y miles de personas que se manifestaron de forma absolutamente pacífica por todo el mundo (he podido calcular, sin mucha precisión, que podría haber estado apoyado por un mínimo de un millón de personas). Estamos hablando en órdenes de magnitud de 1 a 10.000 aproximadamente (como mínimo).

Ahora soy bien claro, magnificar la atención en esas cien personas en Roma, y no mirar la escala del movimiento que estaba ocurriendo, es de una estupidez suprema. Es como si un día nos viene nuestra pareja y nos dice que nos ha sido infiel haciendo el amor con unas 10.000 personas en los últimos años pero que en general le preocupa que se haya encariñado con el portero. ¿Alguien se me va fijar en la tontería del comentario sobre el portero cuando ha hecho el amor con media ciudad? Relean el ejemplo, porque es la misma tontería que hoy he visto en la prensa mundial.

Mi sentido común me dice que ayer se dio un acontecimiento histórico en el Mundo, una movilización que comenzó de forma local el 15-M y que ha llegado a escala mundial a más de 80 países. ¿Me puede alguien explicar cómo algo así no es una noticia principal de portada de todos los periódicos de España?, además que no ha haber existido evento deportivo o noticia de Belén Esteban que pudiera competir. Es una noticia sumamente importante, y que a mi juicio, pasará a los libros de historia.

Ayer pude seguir la manifestación, de la que me gustaría hablar en otro momento con multitud de fotos, porque estuve analizando en Madrid varios momentos: desde su inicio en uno de los barrios, hasta bien caída la madrugada, en donde comprobé como los equipos de limpieza conversaban pacíficamente sin mucho trabajo que realizar. En general, he de comprobar una madurez del movimiento, que me parece más responsable ahora en centrar las propuestas desde la perspectiva del  problema de base económico-financiero. Ya lo indiqué desde que pude seguir esta gran iniciativa, comentando que tenemos que empezar por soluciones serias, como cerrar los paraísos fiscales (ver entrada aquí).

Ahora bien, me es más importante atender a la prensa y a entender qué presentan a sus lectores. Ayer comprobé durante la manifestación los principales medios digitales, y parece que compartían la misma foto tomada en Sol. Incluso la página de la web de CNN hacía eco de la noticia en primera plana, y de forma destacada. Es sin duda un movimiento mundial.

Pero claro, hoy tocaba ojear toda la prensa con la que nos hemos despertado en el mundo y que les incluyo alguna pequeña muestra que he podido recopilar. Aquí es donde empezaría el apartado de “fundamentos de derecho”, y en donde se nota como el observador atiende a lo que le viene en gana para fundamentar sus conclusiones. Algunos periódicos atienden a la infidelidad de la persona mencionada hablando del portero, y otros como es de sentido común, mencionan los más de 10.000 amantes que ha tenido.

Para llegar a las conclusiones, que sin duda son la doble cara de la moneda. Unos aceptan que tenemos un problema que debe ser resuelto entre todos. Otros, mirando a otro lado, nos pretenden tranquilizar porque seguro que el portero es buena gente y no querrá nada con nuestra pareja. Curioso.

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This