Hoy tengo el placer de contar como bloguera invitada con Alicia García Falgueras, psicóloga, monitora de Pilates, investigadora en Neurociencias y mujer, que nos regala un magnifico decálogo:

La respiración, decía Joseph Pilates, es el primer y al último acto de nuestras vidas. Sin embargo, no le prestamos suficiente atención y con frecuencia la realizamos mal. Estos consejos podrán ayudarte a tomar conciencia sobre tu forma de respirar y sobre cómo mejorarla para enriquecer el aporte de oxígeno a tu organismo, ganando en salud y en bienestar.

  1. Eleva el pecho y alinea la columna vertebral imaginando que un hilo que va desde el cóccix a la cima de tu cabeza tira hacia arriba.
  2. Deja espacio a tus pulmones y a los músculos implicados alejando los hombros de la cabeza y conserva esta postura durante todo el ejercicio.
  3. Relaja los músculos del cuerpo excepto la zona abdominal y los que rodean los pulmones.
  4. Inhala lentamente el aire a través de la nariz mientras vas contrayendo poco a poco los músculos abdominales.
  5. Siente la presión mecánica del aire llenado tus pulmones pero no los llenes completos.
  6. Siente el oxigeno irrigando cada parte de tu cuerpo, hasta las más alejadas como las yemas de los dedos.
  7. Exhala el aire lentamente por la boca, haciendo fuerza con los músculos abdominales para controlar la salida lentamente.
  8. Siente el aire sobrante abandonar tu cuerpo y la fuerza de tus músculos abdominales ayudándolo a salir.
  9. Siente el aire caliente que sale de tu cuerpo poniendo tu mano delante de la boca mientras espiras y vacías los ulmones.
  10. Repite este ejercicio varias veces hasta que sientas que estás oxigenado y relajado y experimenta cómo se automatizan estos movimientos sin que pienses conscientemente en ello.

Con este sencillo ejercicio, que puedes hacer sentado o de pie, con la pelvis neutra y los brazos a los lados, conseguirás aumentar tus niveles de energía, los niveles de oxígeno y nutrientes a los órganos y al cerebro y obtendrás mayor claridad mental, coordinación de los movimientos y control muscular. Sólo tienes que intentarlo. Respirar bien es gratis y aporta muchos beneficios inmediatos.

¡Anímate a practicarlo! Muchas gracias Alicia (http://aliciagarciafalgueras.blogspot.com.es) (y el artículo en inglés aquí).

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This